Aprovechando las vacaciones estivales en mi ciudad natal, no hay comienzo de verano en que no me haga una lista de las exhibiciones a visitar allí. Este año tenía especial interés por las exhibiciones que han organizado el Museo del Prado y el Museo Reina Sofía. Un total de 170 obras de arte provenientes del Kunstmuseum de Basel, Museo de Arte de Basilea, expuestas por primera vez en España.

Estas exhibiciones marcarán un hito para ambos museos y un momento único e inolvidable para todos los que amamos el arte y la historia y es que ambas tienen mucho de excepcional:

• Obras maestras provenientes del que está considerado el primer museo municipal de la historia del arte. Museo que se ha ido formando por organismos municipales que desde el siglo XVII comenzaron a coleccionar arte de aquel momento, y por la contribución de destacados coleccionistas.
• Un total de 170 obras de arte, 160 en el Reina Sofía y 10 Picassos en el Museo del Prado, 8 de los cuales jamás habían sido expuestos antes en España. En realidad, gran parte de estas 170 obras nunca habían salido de Suiza previamente.
• Este conjunto de obras son piezas claves del arte clásico, moderno y contemporáneo de los S. XV y XVI y del XIX y XX.
• Las 160 piezas exhibidas en el Museo Reina Sofía permiten hacer un recorrido por la historia de Europa de la primera mitad del siglo XX. Fue clave para mí poder unirme a una de las visitas guiadas que el Museo ha organizado cada semana para poder valorar las obras en todo su contexto histórico. Fue muy instructiva e interesante.
• Dos piezas en particular, un Picasso pintado por los dos lados (el Museo Reina Sofia encargó un stand especial para poder observar la obra en todas sus caras) y, como colofón, la obra más costosa de la historia perteneciente a Paul Gauguin “Nafea faa ipoipo”, que ha sido comprada recientemente por la Autoridad de Qatar por 300 millones de dólares.

IMG_6032

IMG_6031

La exhibición en el Museo Reina Sofía está dividida en dos:

Fuego Blanco“, que muestra la colección moderna del Kunstmuseum Basel, un total de 106 obras, y hace un recorrido de la evolución del arte durante los últimos 150 años. Me gustó en especial la obra de Hans Arp, Sigmar Polke, Fernand Léger, Albert Müller, Antoine Pevsner, Gerhard Richter, Piet Mondrian, Alberto Giacometti, Mark Rothko, Barnett Newman y Donald Judd.

IMG_5678

IMG_5671

IMG_5663-2

IMG_5662

Coleccionismo y modernidad dos casos de estudio: Colecciones Im Obersteg y Rudolf Staechelin“. Un total de 60 obras. Una colección de arte muy interesante porque responde al gusto personal de ambos coleccionistas y no tanto a las implicaciones económicas, sociales y políticas del momento. Me apasionaron los tres retratos de Judíos de Marc Chagall, y las obras de Amedeo Modigliani, Picasso, Paul Gauguin y Paul Cezanne.

IMG_6043

IMG_6044

IMG_6041
Picasso en la galería central del Museo Del Prado: el director del Museo del Prado ha querido presentar a Picasso y sus 10 obras de arte en la galeria principal del Museo, no sólo porque es el artista principal en la colección del Kunstmuseum Basel, con una colección de 300 obras, sino también porque Picasso ha estado especialmente ligado al Museo del Prado a lo largo de su vida. Primero, como alumno de la escuela de San Fernando cuando iba a aprender de los maestros y, segundo, porque durante la Guerra Civil Española colaboró en la salvaguarda de sus obras al aceptar simbólicamente la dirección del museo.
Estas 10 obras de Picasso son muy significativas porque “recogen los momentos más decisivos de su trayectoria artística, como el final de su época azul y rosa, su incursión en el cubismo sintético, su retorno al ‘neoclasicismo’, su experiencia durante la guerra o los experimentos retrospectivos ensayados en los últimos años de su vida”.
Es muy interesante conocer cómo esta extensa colección llega al Museo Reina Sofía y al Museo del Prado. La oportunidad nace de la mano de C. Raman Schlemmer, sobrino nieto del artista alemán Oskar Schlemmer, que hace dos años, sabiendo que el Kunstmuseum Basel iba emprender obras para la renovación de sus instalaciones, llamó al actual director del Museo Reina Sofía para contárselo y Borja Villel no dudó en ponerse en contacto con el Museo de Basilea para proponerles hacer una exposición en el museo madrileño. Proyecto que se pudo llevar a cabo gracias al apoyo de la Comunidad de Madrid y de la Fundación Abertis que han cubierto el pago del alquiler por préstamo de las 170 obras, pudiendo así ser expuestas en Madrid desde el 18 de Marzo al 14 de Septiembre.

unnamed-1

Una suerte haber estado en Madrid para visitar las exhibiciones y aprender sobre el Kunstmuseum Basel, su colección y su pasión por la obra de Picasso como artista principal de su colección de arte moderno.

Tamara Kreisler