La técnica al pastel para pintura se empezó a popularizar en Inglaterra a comienzos del siglo XVIII sobre todo para el género del retrato. Los colores al pastel están compuestos principalmente de pigmento ligado con una goma vegetal llamada tragacanto. Aplicado por fricción mecánica directa ofrece la posibilidad de integrar el pigmento y realizar fundidos de color muy delicados únicamente frotando con la yema de los dedos.

Lo más importante a la hora de realizar una pintura al pastel es tener en cuenta la adecuación del soporte. Un buen papel pegado a un soporte rígido mejorará la calidad del trabajo y sus condiciones de permanencia y estabilidad.

En la actualidad, la técnica al pastel se realiza sobre el soporte manipulado específicamente tres aspectos y de esta forma podemos trabajar en húmedo y en seco alternativamente, aprovechando mucho más las propiedades del soporte y las posibilidades de la técnica.

Al contrario de lo que pueda parecer, la técnica de pintura al pastel es una de las técnicas de mayor permanencia del color original con el paso del tiempo. Aunque su principal desventaja sea su fragilidad al desgaste mecánico, con la debida protección los trabajos realizados al pastel tienen una total garantía de conservación.

Hoy, algunos de los pintores más cotizados del mercado utilizan el pastel para sus obras definitivas de gran formato, como la artista portuguesa Paula Rego o Jenny Saville en Inglaterra.

Pásate por www.kreislerart.com, galería de arte online en la que podrás descubrir artistas que utilizan la técnica del pastel.

Tamara Kreisler