Bailando en el balcón

500,00 

Esta serie de esculturas textiles nace de la reflexión sobre la construcción de la identidad a lo largo del tiempo. Están hechas con cuadros de hace unos años, que he destruido para ello. Tengo una identificación muy fuerte con mi trabajo, que me parece formar parte de mí. Destruir mi obra del pasado para darle nueva forma y así, una nueva vida, es una imagen de cómo el pasado construye el presente: Yo soy hoy porque fui ayer, y fui aquella. La transformación es también asimilación de ese pasado. Así, lo que se esconde en el interior de las primeras esculturas, va asomando poco a poco en las siguientes, y se exhibe en las últimas de manera mucho más explícita. Las obras que sirven hoy de materia prima ya eran en volumen. El volumen forma parte de mi lenguaje plástico desde hace más de 15 años.

La pieza está protegida por una finísima capa de resina. Se le puede quitar el polvo con un plumero e incluso pasar un trapo húmedo, con cuidado.

Esta pieza en concreto, Bailando en el balcón, está construida a partir de un cuadro que se llamaba Vitrées. Lo pinté en Paris en 2008 y fue expuesto en la galería Puchol, en Valencia, ese mismo año.

Lleva un potente imán dentro y se pega a la cabeza de un tornillo metido en la pared. Se le puede poner un marco alrededor, en la pared. Puede suspenderse de un marco que se sujete de pie sobre una superficie.

Color
Dimensions (cm) 24x38x20
Edición No
Enmarcado No
Ubicación Francia
Medium ,
Orientation Free arrangement, Cuadrado
Firmado Si
Style
Técnica , ,
Categoría:

Agotado